Aurora Garrigós, una madre coraje y profesional del síndrome de Aspeger

Hoy es el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo y aprovecho la ocasión para hablaros de una persona muy especial que está haciendo una labor muy grande en el mundo del Autismo y el Síndrome de Asperger.

Una madre hace cualquier cosa por sus hijos. Mueve cielo y tierra, si es preciso, porque sus hijos estén bien y felices. Nosotras, en nuestro trabajo, lo vemos cada día. Por ese motivo os voy a hablar de Aurora Garrigós,  una madre CORAJE, que ha hecho todo lo habido y por haber por su hijo Ian y que su experiencia y aprendizaje le permite a día de hoy ayudar a madres, padres y profesionales de la educación.

Todavía recuerdo como si fuera ayer mis primeros días en esta profesión. Tenía 22 años recién cumplidos, cero experiencia (salvo las prácticas de magisterio) y muchas ganas (y necesidad) de aprender.  Por aquel entonces no trabajaba como tutora, sino como maestra de educación especial.

“Nicolás será tu alumno prioritario, todos los días tendrá sesiones contigo” me dijeron el primer día. Pero ¿quién era Nicolás y qué le ocurría? Nicolás era un niño de cuatro años precioso y que presentaba Trastorno del Espectro Autista (TEA), concretamente Síndrome de Asperger.

Desde ese mismo momento fui consciente de que necesitaba ayuda. No tenía ni los conocimientos ni la experiencia  suficientes como para ofrecer una educación de calidad a este niño. Y es ahí donde conocí a AURORA GARRIGÓS, una profesional en todo lo relacionado con el espectro autista.

Autismo, Síndrome de Asperger

Desde el primer día que contacté con ella, me ofreció todo su apoyo de forma incondicional. Me abrió las puertas de su casa, me enseñó pautas, me contó su experiencia, me aconsejó visitar a otros profesionales… Para mí fue una gran MAESTRA y gracias a su ayuda la atención que ofrecí a Nicolás durante ese curso fue todo un éxito.

Aurora ha escrito varios libros desde biográficos, contando su experiencia como madre, hasta manuales para mejorar la comunicación con las personas con Síndrome de Asperger, pasando por cuentos infantiles. Actualmente realiza conferencias, cursos y asesoramiento tanto para docentes como para padres y madres. Además cuenta con un blog, Ayudando a mi hijo a comprender el mundodónde comparte con padres, madres, profesionales y personas con TEA una cadena de ideas para favorecer y enriquecer los lazos de unión entre todos ellos. También realiza cursos on-line (para los que estáis más lejos) en Infosal.

Os aconsejo su primer libro, Historia de un Síndrome de Asperger(en el siguiente enlace lo podéis descargar en pdf), donde narra en primera persona la difícil convivencia que tuvo con su hijo y las dificultades con las que tropezó para encontrar su verdadero diagnóstico.

Pensaréis que quizá no os interesa porque no tenéis cerca una persona con rasgos del espectro autista, pero os aconsejo su lectura fervientemente. En mi casa la leímos todos, ¡hasta mi padre! y nos encantó porque gracias a este libro empezamos a comprender cómo ve el mundo una persona con síndrome de Asperger.

Y para los que tratéis de cerca con alguna persona con síndrome de Asperger os aconsejo Pictogramas y pautas desarrolladas para síndrome de Asperger“. Manual práctico para familiares y profesionales. Este libro me ayudó mucho y desde entonces lo recomiendo a compañeros que tienen en su aula alumnos con TEA.

Síndrome de Asperger

Tenía muchas ganas de escribir esta entrada y  hablaros de ella porque tanto si sois papás y mamás como si sois maestros, sus consejos, libros, materiales, talleres, ponencias… os van a AYUDAR y mucho. Sé que la vida de muchas familias y niños van a mejorar gracias a su gran labor. Y aprovechando que las redes sociales también aportan muchos beneficios, os hago llegar esta información tan valiosa a todos vosotros.

Me gustaría terminar con estas palabras de Aurora, estoy segura que todos los papás y mamás os sentiréis identificados:

… He tenido oportunidades maravillosas que me han enseñado muchas cosas. Pero independientemente de todo el trabajo mencionado, no he perdido la ocasión de aprender todo cuanto mi hijo pudiera necesitar para salir  adelante. Pues, si hay algo a lo que pueda considerar verdadera vocación, es a esa deseada y admirada profesión, con máster incluido, que es la profesión de ser padres. Gracias a ella vivimos y disfrutamos cada día de los seres que amamos por encima de todo, incluso por encima de nosotros mismos. Esas personas en miniatura que siempre, a pesar de las lágrimas que nos hagan derramar a lo largo de nuestra vida, nos tendrán a su lado para escucharles, ayudarles, alentarles y tratar de mitigar cualquier dolor o sufrimiento que pueda llegar a sus vidas.

unapizcadeeducacion

(Visited 1.137 times, 1 visits today)

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *