Los miedos en la infancia: segunda parte

En el post anterior os introducimos el tema de los miedos en la infancia. Quisimos darle normalidad, ya que el miedo es una emoción natural y evolutiva. Puede ser que vuestros hijos presente uno, dos, tres…. miedos. Nosotras os vamos a hablar de los miedos de la infancia más comunes en los peques y no tan peques.

Como os dijimos, no tenemos la varita mágica para superar los miedos, pero creemos profundamente en el poder de la lectura para sanar. El ratito de lectura es el ingrediente perfecto para establecer esa conexión entre adulto y niño, para empatizar, para imaginar, para crear… para sentir.

No encontramos mejor forma para vencer los miedos que a través de la LECTURA.  Para convenceros, numerosos estudios afirman que la lectura:

  • Nos hace más felices
  • Mejora la empatía
  • Conecta el cerebro
  • Activa el sistema visual
  • Predice el éxito profesional
  • Modifica conductas

Nos quedamos con este punto, modifica conductas creemos que la lectura tiene un poder mágico para modificar, aprender y transmitir valores, emociones y sentimientos. Creemos en el poder de la lectura para sanar los miedos.

En la entrada de hoy nos centraremos en uno de los miedos infantiles más comunes.

Miedo a la oscuridad

Cada uno podría explicar las ventajas que tiene ser diurno o trasnochador, pero nuestros hijos o alumnos en estos momentos son diurnos, y la noche les parece algo aterrador, que les separa de vosotros, que les aboca a la soledad, en fin… un montón de emociones que no saben cómo gestionar, y nosotros a veces lo único que se nos ocurre es enfrentarlo al miedo para superarlo, pues no, hay más cosas. Os proponemos la siguiente lectura:

Encender la noche

encender la noche

Va dedicado a los portadores de luz. A lo niños, a vosotros… a todos los que transmiten luz.

Este cuento habla de un niño al que le aterroriza la noche, la oscuridad, siempre va con su linterna, no sale a jugar con otros niños por la noche, es el último que cierra el interruptor… Un día llaman a la puerta, es una niña llamada Oscuridad, que le enseñará a encender la noche y todos los placeres que conlleva: las estrellas, la luna, los grillos…

Esta lectura habla de vencer los miedos dándoles la vuelta. Podéis darle una vuelta a la oscuridad, mostrad juegos a vuestros hijos que se hagan en la oscuridad. Al final del post os damos algunas ideas para enseñarles a “encender la noche”.

La oscuridad

miedos infantiles

Su autor Lemony Snicket, conocido por su serie de novelas para jóvenes lectores Una serie de catastróficas desdichas, trata el miedo a la oscuridad a través de Lazlo, el protagonista de esta historia. Habla del miedo a la oscuridad, por su desconocimiento, o miedo a enfrentarla.

Lazlo siente miedo y respeto, pero también curiosidad, por la oscuridad. Esta vive en cada rincón de su casa, pero su reino sin duda es el sótano. Esta espera siempre el saludo del niño. Finalmente la misma oscuridad se convertirá en su apoyo para superar los miedos y armarse de coraje ante las dificultades que se encuentre a lo largo de su vida. 

Este cuento habla de que la fortaleza interior reside en el dominio de la adversidad.

Otras ideas para vencer el miedo a la oscuridad

Juegos a oscuras

Sombras con las manos: podéis interpretar cuentos y personajes con las manos. Jugar a adivinanzas de animales a través de sus sombras… si queréis saber cómo hacer estas sombras pinchad aquí.

Cuentos para crear sombras: existen cuentos troquelados, que con linternas podemos proyectar sobre la pared la misma historia.

miedos infantiles

Jugar al escondite a oscuras: podéis bajar las persianas de la casa, la oscuridad no solo debemos asociarla a la noche.

Juegos con pañuelo en los ojos: la gallinita ciega, identificar objetos a través del tacto, identificar sonidos o instrumentos…

Cuentos para leer a oscuras: os proponemos los que ha creado la editorial Anaya para poder leer sin luz a través de imágenes y textos fluorescentes.

miedos infantiles

Nuestros consejos

  • Lamparita quitamiedos o piloto: dejar encendida una luz tenue que les aporte seguridad hasta que superen su miedo.
  • No encender la luz: intentar consolarlo con la luz apagada.
  • Escuchadles para que sientan comprendidos y no tenga vergüenza en expresar sus miedos.
  • Ratito de lectura: contar cuentos antes de dormir ayuda al niño a relajarse y adquirir una rutina para la hora de dormir.
  • Mostrar la seguridad: muchas veces necesitarán mirar debajo de la cama, dentro de los armarios, detrás de las cortinas…  dejarlos mirar para que sean conscientes de que no hay ningún peligro.
  • Comprendedlos: recordad vuestros miedos infantiles y comprended sus miedos.

 

¿Qué miedos tiene vuestros hijos?

Hacednos llegar los miedos de vuestros hijos o alumnos. Nosotras tenemos preparados algunos miedos, pero estaríamos encantadas de ampliarlos.

Recordad que en post miedos en la infancia: primera parte anterior tenéis una ficha para descargar para trabajar el miedo

una pizca de educación

 

(Visited 325 times, 1 visits today)

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *