Cuentos para sentir. Trabajamos las emociones

Cada día que pasa estamos más convencidas de que el aula es un lugar idóneo para trabajar las emociones y los valores. Sólo tenéis que pisar una clase durante cinco minutos para daros cuenta de que en ella conviven niños y niñas con diferentes personalidades, cultura, formas de ver el mundo, maneras de sentir…y es esta diversidad la que provoca que aprendan los unos de los otros creciendo personal y emocionalmente.

Y como a nosotras nos encanta el mundo de la inteligencia emocional y todo lo relacionado con los valores, este curso estamos llevando a cabo un proyecto titulado “Cuentos para Sentir” inspirado en la colección de cuentos de Begoña Ibarrola, compuesta por 24 ejemplares en los que en cada uno se trabaja una emoción diferente (egoísmo, solidaridad, culpa…)

Begoña Ibarrola

¿Por qué está colección?

Teníamos claro que queríamos enseñar a nuestros alumnos a comprender y entender las emociones, y aprovechando que se iniciaban en la lectoescritura, qué mejor forma que enseñarles a través de cuentos, un recurso que les motiva muchísimo.

¿Cómo lo aplicamos?

Cada dos semanas buscamos unos huequecitos para bajar a la biblioteca. Allí nos sentamos en círculo y escuchan con atención el cuento que les vamos contando.  Una vez terminada la lectura iniciamos una tertulia en la que todos los niños exponen su opinión y lo que les ha suscitado la historia. Hablamos, además, sobre la emoción y ponemos ejemplos de nuestra vida diaria en la que nos ha invadido, así como también, cómo nos hemos sentido y cómo la hemos gestionado.

Para finalizar, realizan una ficha donde expresan a través del dibujo lo que les hace sentir la emoción.

nuestras creaciones

El proyecto Cuentos para Sentir nos ofrece uno de los momentos más bonitos y enriquecedores de nuestra profesión.

Cuando te sientas entre ellos y escuchas con atención sus razonamientos, los consejos que se ofrecen los unos a los otros, sus formas de empatizar, de sentir la emoción, la sencillez con la que conviven… y el valor que dan a las pequeñas cosas  de la vida. Es cuando nos damos cuenta que en realidad las que estamos aprendiendo somos nosotras de ELLOS

Desde aquí os animamos a que llevéis a cabo este tipo de proyectos en vuestras aulas. Os encantará. Y los que ya lleváis algún proyecto a cabo, por favor, contadnos vuestras experiencias.

una pizca de educación

(Visited 1.830 times, 1 visits today)

1 Comment

  1. Magda Serrano 28febrero, 2017 a 21:03

    La verdad que tiene que ser una pasada, si en casa entre dos hermanos ya escuchas y aprendes de ellos tiene que ser una experiencia chulísima con tantos niños.

    Respuesta

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *