Los miedos en la infancia: tercera parte.

Ya os hemos hablado de los miedos de la infancia en nuestros post anteriores: los miedos en la infancia: primera parte y los miedos en la infancia: segunda parte. 

En ambos os hablamos de que el miedo es una emoción y como tal hay que sentirla. Es una emoción natural y evolutiva, es decir, evolucionará y cambiará. El miedo no debe catalogarse como una emoción negativa, es necesario, pero en ningún concepto para aprender ni educar.

Hoy queremos hablaros de otros de los miedos típicos de la infancia, y que van muy relacionados con el miedo a la oscuridad. Son el miedo a los monstruos y el miedo a dormir solos.

*Miedo a los monstruos

Los niños tienen miedo a los monstruos y no vale decirles que no existen, para ellos sí existen, porque todavía no distinguen entre fantasía o realidad. Por ello vale la pena escucharlos, y trabajar este miedo a través de algunos cuentos.

Yo mataré los monstruos por ti

miedos infantiles

Puede sonar algo violento el título, pero para nada es una historia sangrienta, aquí nada se soluciona con violencia.

El título viene porque Santi Blames, autor del libro y también cantante del grupo Love Of Lesbian, dedicó una canción a su hija “Un día en el parque”. Y esta frase que aparece en la canción, viene a decir “qué no haría yo por ti”.

Cuenta la historia de Martina, que tiene miedo a dormir sola porque piensa que debajo de su cama habita una civilización de monstruos. A la vez se cuenta una historia paralela con Anitram (Martina al revés) que es su reflejo monstruoso que tiene los mismos miedos. A ambas les explican que los monstruos son del tamaño de sus miedos, cuanto más pequeño sea su miedo, más pequeño será el monstruo.  Al final se convencen y se duermen las dos, en medio de la noche su mano se une y se dan cuenta que se tenían miedo porque no se conocían.

Yo mataré monstruos por ti, habla de superar los miedos conociendo lo desconocido. Tenemos que transmitirles confianza y serenidad, no alimentar sus miedos. Ayudar a afrontarlos, pero sin prisas. No le quitéis las manías de mirar en el armario, debajo de la cama… eso les aporta tranquilidad. Siempre les hace falta lo mismo: comprensión y apoyo.

A todos los monstruos les da miedo la oscuridad

a todos los monstruos les da miedo la oscuridad

En todos los monstruos late el corazón de un niño, así lo cuenta este cuento. Nos muestra una faceta de los monstruos tierna. Nos habla de que no son los niños los que deben sentir miedo, si no que son los monstruos los que pasan las noches aterrados.

¿Cómo se puede tener miedo de los monstruos si los monstruos están aún más asustados que nosotros y en todos ellos late el corazón de un niño?

*Miedo a dormir solos

Hay mucho escrito sobre dormir solos, el método más conocido quizá sea El Metodo Estivil seguro que lo habéis oído por el libro Duérmete niño de Eduard Estivil.  Se basa en aplicar una fórmula conductual que consiste en dejar llorar al niño a intervalos pautados, desde 1 minuto a 5 minutos máximo. El objetivo es que el bebé, siempre a partir de 7 meses, aprenda a tranquilizarse y a dormir solo. Como en todo, habrá personas a favor y personas en contra. Si vuestro hijo o hija ya pasa del año y todavía no conseguís que duerma solo, os daremos unos humildes consejos sobre este miedo:

  • Debemos mostrarle  el dormir solos como su nueva aventura.
  •  Puede ser un reto para conseguir “ser más mayor”, esto les motiva mucho.
  • Deben sentirse seguros.
  • Dejarles una luz tenue encendida.
  • Darles compañía.
  • Acudir a sus llamadas, en nuestra opinión no dejarles llorar, pues puede ser que generaremos más miedos.
  • No enfadarse si se resiste, buscar incentivos.
  • Comprensión.

Mi camita

mi camita

Este cuento es ideal para presentarles la aventura de dormir solos. 

Habla de la relación de amistad de una niña con su camita, de todas las cosas que hacen juntas. Crea un universo de seguridad a través de la diversión.

De verdad que no podía

de verdad que no podía

Este es más para los papis, es casi un comedia de lo que seguro muchos hacéis para que consigan pasar la noche en su cama.

Ante los miedos infantiles los padres utilizan todo tipo de recursos. En esta ocasión una madre afronta los miedos nocturnos de su hijo fabricando toda clase de artilugios para superar el miedo de su pequeño… Mamá tengo miedo a los mosquitos, pues la madre le hace un traje anti mosquitos. Y así con más miedos, pero al final se da cuenta que lo único que necesita su hijo para dormir en su cama es un ratito de compañía.

 

Os recordamos que en el post los miedos en la infancia: primera parte os propusimos una ficha para trabajar el miedo.

La próxima semana pondremos el último post sobre los miedos infantiles. En él os hablaremos del miedo a la muerte y a la enfermedad.

una pizca de educación

(Visited 142 times, 1 visits today)

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *